Síntomas de la cifosis

Compártelo!

La cifosis anormal puede ser postural, como a menudo se ve en los adolescentes. Encorvan la espalda superior y les sobresale la barbilla hacia adelante. Se corrige mediante la enseñanza de la postura adecuada. Este caso es el menos peligroso de los diferentes tipos de cifosis, ya que puede ser fácilmente abordado y resuelto.

Otros tipos de cifosis son el resultado de anomalías estructurales, como los defectos congénitos, la osteoporosis, la deformidad creciente, o la enfermedad de Scheuermann. En cada caso, el tratamiento temprano mejora significativamente el resultado, pero el tratamiento varia según la causa.

  • Deformidad de Gibbou: Es una deformidad menguante, es congénita y da lugar a una curva pronunciada en la columna lumbar, y debería tener una curva suave. El resultado en la columna vertebral superior es una espalda encorvada, que generalmente es más evidente cuando una persona se inclina hacia delante.
  • La Enfermedad de Sheuermann: Es más común en las niñas y en general se desarrolla en el inicio de la pubertad. Los espacios entre los discos en las vértebras empiezan a disminuir. El resultado es una curva C que produce una excesiva rigidez que puede ser dolorosa.
  • Osteoporosis: También afecta al espacio entre los discos y a la densidad ósea, que puede resultar en una curvatura pronunciada. Puesto que la osteoporosis es progresiva, esto puede ser el tipo más difícil de la cifosis de tratar. Las perspectivas para la mejora de la osteoporosis no es favorable.

¿No encuentras lo que buscas? Búscalo aquí